¿Qué es la Neuropatía Diabética?

tiaminal-b12-neuropatia

¡Compártelo en tus redes sociales!

El daño en los nervios causado por la diabetes se llama neuropatía diabética. Aproximadamente la mitad de todas las personas con diabetes tienen algún tipo de daño neurológico. Es más común en quienes han tenido la enfermedad por varios años y puede causar muchos tipos de problemas. En este artículo te hablaremos sobre lo que es y como prevenir, retrasar y combatir con ella.

¿Qué és?

La neuropatía diabética es el daño en los nervios que puede producirse si tienes diabetes. Un nivel alto de azúcar en sangre (glucosa) puede dañar los nervios en todo el cuerpo. Afecta, con mayor frecuencia, los nervios de las piernas y de los pies.

Dependiendo los nervios que estén afectados, los síntomas de la neuropatía diabética pueden abarcar desde dolor y entumecimiento de las piernas y los pies hasta problemas en el sistema digestivo, los vasos sanguíneos y el corazón. En algunas personas, estos síntomas son leves. Sin embargo, en otras, puede ser bastante dolorosa e incapacitante.

La neuropatía diabética es una complicación frecuente y grave de la diabetes. Sin embargo, por lo general, su desarrollo puede prevenirse o retrasarse mediante controles estrictos de los niveles de azúcar en sangre y un estilo de vida saludable.

Tipos

Existen cuatro tipos principales y se puede llegar a tener uno o más tipos de neuropatía diabética. Los síntomas dependerán del tipo que tienes y de los nervios afectados. Por lo general, los síntomas aparecen de forma gradual, puede ser que no notes nada anormal hasta que los nervios se hallan dañado demasiado.

Neuropatía periférica

tiaminal-b12-pie-diabetico

La neuropatía periférica es el tipo más común de neuropatía diabética. Afecta en primer lugar a los pies y las piernas, seguidos de las manos y los brazos. Por lo general, los signos y síntomas empeoran durante la noche. Entre ellos se encuentran los siguientes:

  • Entumecimiento y capacidad reducida para sentir dolor o percibir cambios de temperatura.
  • Sensación de hormigueo o ardor.
  • Dolores o calambres agudos.
  • Mayor sensibilidad al tacto (para algunas personas, incluso el contacto con las sábanas puede resultar doloroso).
  • Debilidad muscular.
  • Pérdida de reflejos, especialmente en el tobillo.
  • Pérdida del equilibrio y la coordinación.
  • Problemas serios en los pies, como úlceras, infecciones, y dolor en los huesos y las articulaciones.

Neuropatía autonómica

tiaminal-b12-dolor-en-el-estomago

El sistema nervioso autónomo controla el corazón, la vejiga, el estómago, los intestinos, los órganos sexuales y los ojos. La diabetes puede afectar los nervios en cualquiera de estas zonas y es probable que provoque lo siguiente:

  • Ausencia de síntomas de nivel bajo de glucosa en la sangre (hipoglucemia asintomática).
  • Problemas en la vejiga, entre ellos infecciones en el tracto urinario, retención o incontinencia de orina.
  • Estreñimiento, diarrea incontrolable o ambas.
  • Vaciamiento lento del estómago (gastroparesia), lo que puede producir náuseas, vómitos, hinchazón y pérdida del apetito.
  • Dificultad para tragar.
  • Aumento o disminución del sudor.
  • Problemas para controlar la temperatura corporal.
  • Cambios en la forma en que tus ojos se adaptan a la luz o a la oscuridad.
  • Aumento de la frecuencia cardíaca cuando estás en reposo.
  • Disminuciones abruptas de la presión arterial luego de estar sentado o parado que pueden ocasionar desmayos o sensación de aturdimiento.
  • Disfunción eréctil.
  • Sequedad vaginal.
  • Disminución de la respuesta sexual.

Neuropatía radiculoplexopatía (amiotrofia diabética)

Dolor en el lumbar

La neuropatía radiculoplexopatía afecta a los nervios en los muslos, las caderas, los glúteos y las piernas. Es más frecuente en personas con diabetes tipo 2 o en adultos mayores. Otros nombres para este tipo son amiotrofia diabética, neuropatía femoral o neuropatía proximal.

Los síntomas suelen presentarse en uno de los lados del cuerpo aunque, en ocasiones, pueden diseminarse hacia el otro lado. Sus síntomas son:

  • Dolor severo en una cadera y muslo o glúteo que ocurre un día o más.
  • Debilidad y encogimiento de los músculos del muslo con el tiempo.
  • Dificultad para levantarte luego de estar sentado.
  • Hinchazón abdominal si el abdomen se ve afectado.
  • Pérdida de peso.

Mononeuropatía

Los mononeuropatía es una neuropatía focalizada, es el daño a un nervio específico de la cara, la parte media del cuerpo (el torso) o la pierna. Es más común en los adultos mayores. La mononeuropatía suele producirse repentinamente y ocasionar mucho dolor. Sin embargo, no suele causar problemas a largo plazo.

Los signos y síntomas específicos dependen del nervio afectado. Se pude presentar dolor en los siguientes lugares:

  • La pantorrilla o el pie.
  • La espalda baja o la pelvis.
  • La parte frontal del muslo.
  • El pecho o el abdomen.

La mononeuropatía también puede causar problemas en los ojos o la cara, y esto puede ocasionar lo siguiente:

  • Dificultad para enfocar.
  • Visión doble.
  • Dolor detrás de uno de los ojos.
  • Parálisis en uno de los lados del rostro (parálisis de Bell).

¿Quién tiene más probabilidad de desarrollar una neuropatía diabética?

Si una persona tiene diabetes, su probabilidad de desarrollar daños en los nervios causados por la diabetes aumenta a medida que envejece y mientras más tiempo tenga diabetes. Controlar la diabetes es una parte importante de la prevención de problemas de salud como la neuropatía diabética.

También es más probable que una persona desarrolle daños en los nervios si tiene diabetes y:

  • Sobrepeso.
  • Presión arterial alta.
  • Concentraciones altas de colesterol.
  • Una enfermedad renal avanzada.
  • Toma demasiadas bebidas alcohólicas.
  • Fuma.

Medidas para prevenir y retrasar la neuropatía diabética

Se puede hacer mucho para prevenir o retrasar el daño en los nervios. Y si ya se tiene neuropatía diabética (daños en los nervios) las siguientes medidas pueden evitar que aumente el daño y mitigar los síntomas.

Mantenga el nivel deseado de glucosa en la sangre.

Es importante llevar en conjunto la planificación de las comidas para llevar un dieta adecuada, la actividad física y de ser necesario, los medicamentos que puedan ayudar a alcanzar el nivel deseado de glucosa. Medirse la glucosa en la sangre ayuda a saber si el plan de diabetes está funcionando o si se necesitan hacer cambios.

Vitamínate con Complejo B

Una buena opción para minimizar los efectos de la neuropatía diabética es la ingesta de vitamina B. Ésta se utiliza como coadyuvante para la prevención de enfermedades, y como un aliado para contrarrestar los efectos de la diabetes en el organismo.

Entre los principales síntomas por la falta de vitamina B se encuentran: agotamiento, problemas de concentración y memoria, y cambios en el estado de ánimo (irritabilidad, depresión, entumecimiento, hormigueo y tip nerviosos en el ojo).

Tomar diariamente una dosis de complejo B ayuda a optimizar los niveles de energía, agiliza el metabolismo y ayuda a restablecer y crear nuevas conexiones en los neurotransmisores.

Ver artículo:  Diabéticos: ¿Cuáles vitaminas pueden tomar?

Cuidado de los pies

Hay que seguir las recomendaciones del médico para un buen cuidado de los pies. Los problemas en los pies, como las llagas que no sanan, las úlceras e incluso las amputaciones, son algunas complicaciones comunes de la neuropatía diabética. Sin embargo, se pueden prevenir muchos de estos problemas realizando un examen de pie completo al menos una vez al año, pidiéndole al médico que lleve un control de los pies en cada consulta y teniendo un buen cuidado de estos en casa.

¡Síguenos en nuestras redes sociales! Conoce más de Tiaminal B12: Facebook e Instagram

¡Compártelo en tus redes sociales!

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *