¿Qué es la Neuropatía Alcohólica?

tiaminal-b12-neuropatia

¡Compártelo en tus redes sociales!

Las complicaciones causadas por el consumo prolongado y excesivo de alcohol son diversas y muy problemáticas. Una de las consecuencias de este consumo es la neuropatía alcohólica, un efecto tóxico del alcohol que consigue dañar los nervios de los seres humanos impidiéndoles moverse y sentir con normalidad.

¿Qué es la neuropatía alcohólica?

Cuando una persona bebe grandes cantidades de alcohol durante un periodo prolongado de tiempo, los nervios del cuerpo pueden ser dañados, presentando una disminución de su funcionamiento. Esta afectación se conoce como neuropatía alcohólica.

Los nervios que recorren el cuerpo se conectan entre sí desde el sistema nervioso central pasando por la espina dorsal hasta el sistema nervioso periférico y enviando señales de todo el cuerpo hasta el cerebro y viceversa. A través de estos, somos capaces de enviar señales motoras desde el sistema nervioso central gracias a los nervios motores, así como percibir sensaciones gracias a los nervios sensoriales. Algunas de las funciones de los nervios son autónomas, como la regulación de la temperatura, la respiración o el mantenimiento del ritmo cardíaco.

El daño nervioso periférico causado por el consumo de alcohol prolongado puede llevar a la persona a experimentar deficiencias graves en el movimiento y la sensibilidad muscular.

¿Cuáles son los factores de riesgo para desarrollarla?

La neuropatía alcohólica puede aparecer si:

  • Se consume alcohol en grandes cantidades durante un periodo prolongado de tiempo (aproximadamente 10 años o más).
  • Existe falta de tiamina, folato, niacina, vitaminas B6, B12 y vitamina E. Estos nutrientes son esenciales para mantener el funcionamiento adecuado de los nervios y alcohol parece alterar sus niveles. Si se detiene el consumo, estos nutrientes vuelven a la normalidad, aunque el daño ya producido es permanente.  Ver artículo:  Que es la vitamina B12 y sus Beneficios
  • Antecedentes familiares de alcoholismo.

Síntomas

tiaminal-b12-calor

La neuropatía alcohólica afecta tanto al movimiento como a la capacidad sensorial. Los síntomas pueden implicar desde algunas molestias hasta una discapacidad mayor para llevar a cabo cualquier función diaria. Comúnmente, las personas alcohólicas comienzan a sentir dolor o parestesia en las extremidades. Conforme más progresa la enfermedad, comienzan a surgir otro tipo de síntomas que van aumentando progresivamente, conllevando una pérdida de fuerza muscular, especialmente en las piernas. Algunos de estos síntomas son:

  • Parestesias en las extremidades (sensación de hormigueo y adormecimiento).
  • Sensación de pinchazos en las extremidades.
  • Dolores punzantes, ardores o sensación de congelación.
  • Espasmos musculares.
  • Dificultad para la coordinación motora.
  • Problemas al andar e inestabilidad.
  • Caídas frecuentes.
  • Dificultades para mover las extremidades inferiores y superiores.
  • Problemas urinarios como dificultad para orinar o incontinencia.
  • Problemas de erección.
  • Dificultad en la deglución.
  • Dificultad para hablar.
  • Intolerancia al calor.
  • Falta de sensación de dolor.
  • Mareos y aturdimiento.
  • Náuseas y vómitos.
  • Sudoración excesiva.
  • Problemas respiratorios.
  • Presión arterial y frecuencia cardíaca irregular.
  • Infecciones en uñas y piel.

Tratamiento

Actualmente, los tratamientos están enfocados a disminuir los síntomas y detener el avance de la enfermedad:

  • Lo principal para detener el desarrollo de esta enfermedad es interrumpir el consumo de alcohol.
  • Tomar suplementos de vitaminas del grupo B, principalmente B12 y tiamina. También se recomienda ácido fólico.  Ver artículo: Beneficios de la vitamina B1, B6 y B12
  • Ingerir las calorías correspondientes diarias.
  • Fármacos para reducir el dolor.
  • Crema tópica: es recomendable también la capsaicina, un compuesto químico natural proveniente de plantas que alivia los dolores de músculos y articulaciones de manera temporal.
  • Órtesis del tobillo y pie: puede ayudar al enfermo a mejorar su tobillo, facilitar la marcha y reducir la probabilidad de que se produzcan esguinces. Es mejor utilizar los zapatos adecuados y que tengan la zona de los dedos del pie más ensanchada. Así se evitarían úlceras.

¡Síguenos en nuestras redes sociales! Conoce más de Tiaminal B12: Facebook e Instagram

¡Compártelo en tus redes sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *